El trío ‘Similar Interests’ gana el VII Concurso de Maquetas de la Diputación Foral de Álava

El premio especial para la mejor maqueta en euskera ha quedado desierto porque ninguna maqueta cumplía los requisitos exigidos. El jurado del VII Concurso de Maquetas que organiza la Diputación Foral de Álava ha elegido al trío ‘Similar Interests’ como ganador del certamen por “el valor compositivo de sus temas, su originalidad, coherencia musical, belleza y austeridad formal”. “En un directo en el que concurrían propuestas variadas y de gran calidad se hacen merecedores del premio por defender un repertorio intimista con fuerza y credibilidad”, ha valorado el jurado. Como ganadores del concurso recibirán 6.000 euros.
‘Similar Interests’ es un trío formado por Igor García, guitarra acústica y voz; Alison Keable, guitarra acústica y voz; y Víctor Gutiérrez, acordeón, teclados y coros. Su origen se remonta al año 2011 cuando, a través de la red social Facebook, se realizó una quedada de músicos en Vitoria, en la que coincidieron Igor y Ali, amantes ambos de la música acústica que ya llevaban tiempo componiendo sus propias canciones. A raíz de aquel encuentro decidieron juntarse para varias actuaciones callejeras, algún concierto y la grabación de algún tema. Así, de este encuentro entre un profesor de primaria y una profesora de inglés con intereses similares nace ‘Similar interests’.
A comienzos de 2012, Víctor Gutiérrez se une al grupo y empiezan sus conciertos como trío en diferentes bares de la ciudad con un estilo pop-folk acústico que combina canciones en castellano y en inglés.
No obstante, el premio especial para la mejor maqueta en euskera se ha declarado desierto por no haberse presentado ninguna maqueta que cumpla el requisito. Y es que, en esta edición, a la que se han presentado un total de 24 trabajos, han predominado las maquetas en castellano, aunque también se han recogido en inglés y una en portugués.
Los criterios fijados por el jurado para elegir a los ganadores han sido la musicalidad (capacidad para producir emoción en el oyente), la originalidad o frescura de los temas presentados, la singularidad o personalidad del grupo o el artista y la calidad musical en cuanto a coherencia y desarrollo de las piezas musicales.