“Feroz eta Kabala” de Izaro Ieregi se expondrá en Montehermoso hasta el 24 de febrero

El segundo de los cuatro trabajos seleccionados en la convocatoria conjunta del Centro Cultural Montehermoso del programa de difusión de proyectos artísticos, “Feroz eta Kabala” de Izaro Ieregi, se ha presentado hoy en rueda de prensa a la que han acudido la concejala de Cultura, Educación y Deporte, Estíbaliz Canto, la comisaria Cristina Arrázola-Oñate, la Decana de la Facultad de Bellas Artes, Arantza Lauzirika, así como la propia artista.

La exposición, que podrá verse en la sala Jovellanos desde mañana 25 de enero hasta el próximo 24 de febrero, trata sobre el cuerpo, la violencia y la performance. A lo largo de varios meses la artista ha realizado diferentes acciones – primero en su estudio y luego en las residencias artísticas de Tabakalera en torno a los conceptos cuerpo, género y violencia. Las acciones se registraron en vídeo y la propuesta expositiva muestra las estructuras que se han usado en la última de las acciones así como los vídeos realizados.
Izaro Ieregi (1987) es licenciada por la Facultad de Bellas Artes de la UPV-EHU (2010). En el 2013 funda con otras dos compañeras el espacio OKELA con sede en Bilbao. Ha realizado exposiciones individuales en la Casa Torre de Ariz, Basauri (2017), C.C. San Martin, Buenos Aires (2017) y Chinese European Art Centre, Xiamen (2017). También ha presentado su obra en estos espacios: Museo Guggenheim, Bilbao (2017), NY Space, Manchester (2016) o Getxoarte, Getxo (2016). Ha realizado residencias en la Fundación Bilbaoarte (Bilbo, 2016) y en Tabakalera (San Sebastian, 2018). En el 2018 gana el segundo premio ERTIBIL y por ello realiza una residencia en Studio Kura, Japon.

Proyectos Artísticos MH-UPV/EHU
Este programa se enmarca en el convenio de colaboración establecido entre el Centro Cultural Montehermoso y la Facultad de Bellas Artes de la EHU/UPV para la difusión de los proyectos de alumnado de Bellas Artes. La convocatoria persigue visibilizar proyectos de artistas en fase de formación, así como generar un espacio abierto de debate e intercambio entre el espacio de producción y el formativo, estableciendo un vínculo directo con el ámbito profesional y el contexto local.
Dicha relación ha permitido hasta el mo­mento dar sus primeros pasos a 31 artis­tas en el difícil camino de la exposición pública de sus obras.
Este año contiene dos novedades, la primera, cada obra tendrá su catalogo propio y la segunda y más importante, las exposiciones serán individuales y no una colectiva como lo era hasta ahora.