ARTgia aprovecha el confinamiento para lanzar su primera convocatoria digital

Teníamos dos opciones: seguir cancelando exposiciones, charlas, microeatros y visitas guiadas o hacer algo diferente y seguir poniendo en el centro la creación”, explica Iñaki Landa, responsable de ARTgia. Begoña Lopez de Aberasturi, puntualiza además, que hasta el momento han cancelado tres exposiciones -Yone Estivariz no pudo terminar Latxa como estaba previsto, la de Uxue Lopez de Arkaute ha sido re-programada en septiembre y la de Estibaliz Aguirre tendrá que esperar hasta octubre-. “A estas re-programaciones se suma la cancleación de un microteatro y todas las actividades paralelas que las artistas tenían ya organizadas”, señala.

Uno de los principales objetivos de ARTgia Sorgune · Aretoa es el de apostar por la promoción y el desarrollo del arte y la visibilización de los/as artistas contemporáneas. “Para fomentar su actividad creadora y para facilitar su promoción y la difusión de su obra a través de las actividades paralelas”. “Exposición y difusión que difícilmente pueden llevarse a cabo cuando toda la población nos encontramos en nuestras casas”, señalan. Ante esta situación, y la difícil encrucijada en la que se encuentra todo el ecosistema cultural vasco ARTgia no podía quedarse de brazos cruzados. “Es hora de poner en valor el arte y la creación contemporánea: en estos difíciles momentos hay que visibilizarlo”.

Así, las asociaciones culturales Enebada y Kultur ACT unen sus fuerzas a ARTgia sorgune & aretoa para poner en marcha la Primera Edición de la Convocatoria ART-demia que apuesta por poner en el centro las creaciones de artistas locales desarrolladas durante el confinamiento. “Una exposición virtual de obras que llega en un momento histórico clave: una pandemia”, subraya Lopez de Aberasturi.

Si a principios de siglo el grupo Obligaciones cantaba aquello de La epidemia se extiende, los virus trabajan con suavidad desde el ARTgia queremos abrir la ventana a nuevas propuestas artísticas donde personas creadoras de toda Euskal Herria puedan mostrar las obras que están creando durante estos días de encierro, de confinamiento”, indica Landa. Creación de obra ligada, por tanto, a la epidemia COVID-19.

ARTgia entiende que la importancia del momento histórico que vivimos requiere de una convocatoria como esta. Por eso seleccionará las obras de un máximo de 30 artistas vascas/os: de personas que vivan o trabajen en los territorios de Navarra, Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Nafarroa Beherea o Zuberoa. “Se trata de un nuevo capítulo en la historia, una nueva fase, que tendrá un relato diferente y que ha abierto la puerta a utopías y distopías”.

¿Supondrá la muerte del capitalismo? ¿será este recorte de derechos la antesala del neo-fascismo? ¿nos habremos acostumbrado al estado de excepción? ¿qué consecuencias tendrá el lenguaje belicista de nuestro día a día? ¿qué es pensamiento crítico en una situación de emergencia sanitaria? ¿será la doctrina del shock de Naomi Klein? ¿y qué pasará en el futuro?¿cuál será el lugar del arte en la crisis que se avecina? ¿será tiempo de competición? ¿será momento colaboración? ARTgia, Kultur ACT y Enebada! proponen arte contemporáneo frente al extendido temor a morir.

Máxima preocupación
ARTgia apuesta por seguir creando pese a la situación de confinamiento pero los agentes involucrados en esta convocatoria han querido alertar sobre la “muy crítica” situación en la que se encuentra el sector de la Industrias Culturales y Creativas en Euskal Herria. Mientras “países europeos, como Alemania o Francia, han emprendido una serie de acciones para hacer frente a la crisis y no dejar de lado a las ICCs, aquí no estamos viendo nada de eso; ni por parte del Gobierno de España pero tampoco por parte del Gobierno Vasco, del Gobierno de Navarra y de las Diputaciones; ni tampoco por parte de los Ayuntamientos”. Por ello, han considerado necesario que en esta situación se planteen con urgencia las medidas a adoptar por la administración: medidas que ayuden a paliar los efectos negativos que esta crisis está dejando en el sector cultural.

Kultur ACT, Enebada! y ARTgia han querido poner especial énfasis, por ejemplo, en la situación de convocatorias como Bitartez o Sorgune del Departamento de Cultura, pero también en otras como la convocatoria a Proyectos Culturales del Ayuntamiento de Vitoria – Gasteiz. “En todos los casos, las bases tenían que haberse publicado ya, la opción de presentar proyectos debía estar abierta y, en todas, se han retrasado sine die”. Iñaki Landa ha explicado que, “mientras se apuesta públicamente por el teletrabajo, en la práctica se niega esta posibilidad a las personas creadoras ya que han cortado de raíz la opción de presentar los proyectos a pesar de que esta fase sólo se puede hacer telemáticamente”.

Esto ha llevado a una situación límite el ecosistema cultural que tras la desaparición de varios proyectos en 2019, el 2020 puede convertir en un desierto”. El problema es doble: por un lado, porque “algunos agentes no pueden justificar el trabajo realizado el año anterior al estar todo en stand by y, por otro, porque no saben cuándo podrán presentar los proyectos del 2020”. “Cada institución es un mundo y cada situación diferente pero es momento de que las instituciones remen juntas y sean muy conscientes de la gravedad del momento y la posibilidad de convertir un rico ecosistema cultural en un páramo”, subrayan.

Por último, estas asociaciones han advertido de que prevéen que en el último trimestre del año 2020 se pueda dar una saturación de iniciativas culturales. “Esta situación no beneficia en absoluto ni a los públicos culturales ni a los creadores. También se debe reconducir”, han explicado.

Así, ARTgia, Enebada! Y Kultur ACT han apostado por tomar medidas cuanto antes, “decisiones que faciliten las justificaciones de 2019 a los agentes que no las han podido entregar, medidas que faciliten las justificaciones de 2020 ya que habrá menos tiempo para desarrollar actividades y , sobre todo, poner en marcha, cuanto antes, todas las convocatorias que se presentan telemáticamente para que las actividades se puedan desarrollar con normalidad cuando las situación sanitaria lo permita”.

artgia.com